Cómo ayudar en la prevención del cáncer

Las estadísticas nos muestran que al  menos un tercio de los casos registrados cuyo diagnóstico ha sido cáncer, estos pueden prevenirse, pues la prevención se convierte en la estrategia más efectiva a largo plazo en lo que respecta al control del cáncer, como las sugeridas a los pacientes por Pedro Luis Cobiella Hospiten

Entre los agentes determinantes para la aparición del cáncer encontramos:

El tabaquismo: este suele ser un factor de riesgo que puede ser evitado, ya que por sí solo es capaz provocar mayor número de muertes por cáncer alrededor del mundo, las estadísticas señalan que al menos un 22% de ellas. Para el año 2004, al tabaquismo le fue atribuido unos 1,6 millones de defunciones, de los 7,4 millones de muertes por cáncer.

Tras la aspiración constante  del humo de tabaco, pueden tener origen, diversos tipos de cáncer como de boca, pulmón, laringe, garganta, esófago, riñón, páncreas, vejiga, estómago, y cuello uterino. Al menos un 70% de la carga del cáncer de pulmón se el atribuye al tabaquismo como causa exclusiva. Pero también se ha demostrado que el humo producto de otros, es decir el humo ambiental, es la causa directa del cáncer de pulmón en adultos que no suelen ser fumadores.

Los tabacos orales, de mascar o en polvo, es decir que no poseen humo, suelen ser el origen del cáncer de , esófago y boca. Pero también la carencia de actividad física tampoco es beneficiosa para el organismo, el sobrepeso, la obesidad y factores alimenticios. 

Una manera de afrontar la lucha contra el cáncer, puede ser tomando conciencia de los hábitos alimenticios ya que según las investigaciones existe entre la obesidad y el sobrepeso. Las dietas que contienen grandes cantidades de hortalizas y frutas, ejercen su efecto protector contra múltiples tipos de cáncer. 

Consumir de manera excesiva carnes rojas y en conserva son altamente peligrosas y se asocian a un mayor riesgo de contraer cáncer. En el caso de la actividad física, esta se encarga de la regulación y el  mantenimiento de un peso corporal saludable, acompañado de una dieta sana, lo que reducirá de manera considerable el riesgo de contraer cáncer. 

En líneas generales, los gobiernos están llamados a implementar diversas práctica políticas conjuntamente con  programas a nivel nacional con la idea de promover una mayor y mejor conciencia a fin de minimizar la exposición a los distintos factores de riesgo, y con ello asegurar que las personas en general reciban la información más adecuada junto al apoyo que requieren y de esta manera puedan adoptar estilos de vida más saludables.

Con respecto a los agentes infecciosos,  cabe destacar que casi el 22% de las muertes que se producen por cáncer en los países en desarrollo y el 6% en los países industrializados tiene su origen en las hepatitis virales B y C, las cuales provocan cáncer de hígado y la infección por el virus del papiloma humano, además de cáncer del cuello uterino, ello sin mencionar la bacteria Helicobacter pylori, la cual incrementa el riesgo de cáncer de estómago.