Las enfermedades como el cáncer, también se pueden prevenir

Normalmente cuando se habla de prevención, las personas suelen enfocarse sólo al lado del delito y en ello tiene años de experiencia Jaume Salinas policía Jefe de la Policía Local de Sallent en Barcelona, pero la prevención abarca diversos ámbitos de la vida y uno de los que se considera prioritario es la salud, y con ella ir un paso delante del cáncer. 

Para lograr una prevención efectiva, son muchas las actividades que debemos tomar en cuenta para concientizarnos de el daño que nos hacen de manera silenciosa y que se han escabullido en nuestras vidas bajo nuestras complacencia.  Las estadísticas arrojan que al menos ⅓ de los caso de cáncer se pueden prevenir lo cual constituye una estrategia eficaz a corto plazo. 

¿Por dónde iniciar?

El primero de la lista para erradicar es el Tabaco, por años ha entrado a nuestras vidas de forma natural. Solo este agente es el responsable del 22% de las muertes cuyo diagnóstico es el cáncer a nivel mundial. Nada más para el año 2004, se registraron 7,4 millones de muertes por cáncer, de las cuales 1,6 millones eran causadas por el tabaquismo.  

El humo de tabaco puede dar origen a diversos tipos de cáncer, entre ellos de pulmón, estomago, laringe, boca, esófago, garganta, páncreas, riñón, vejiga y cuello del útero. Los estudios indican que al menos el 70% de la carga del cáncer de pulmón es directamente atribuida al humo del tabaco, pero no se puede dejar de un lado que el llamado “humo ambiental” también es responsable de ello sobretodo en las personas que no son fumadores. 

En este sentido, encontramos también que el sedentarismo, el sobrepeso, determinados alimentos y la obesidad suelen ser detonantes silenciosos del cáncer, entre ellos los que se alojan en el colon, esófago, mama, recto, riñón y orientándome. La alimentación es en definitiva una influencia muy alta para ello,ya que un alto consumo de carnes rojas o en conservas podrían dar paso por ejemplo al cáncer colorrectal. Modificar nuestra dieta por hortalizas y frutas hará una gran diferencia, además de evitar enfermedades cardiovasculares. 

Así mismo, iniciar y mantener de manera constante una actividad física determinada reducirá de manera significativa los factores de riesgo de contraer cáncer. Para continuar la lista de agentes estimulantes en la aparición del cáncer, encontramos el consumo de alcohol, el cual determina el incremento de varios tipos de cáncer, entre ellos el de hígado, boca, esófago, faringe, laringe, mama, colon y recto. A gran cantidad de alcohol, los riesgos se incrementan.  

Podemos mencionar también como un agente catalizador del cáncer, a determinados agentes Infecciosos como la hepatitis viral B y C las cuales provocan cáncer de hígado, mientras que la infección por el VPH es el responsable de una gran cepa de cáncer del cuello uterino, de la misma manera la bacteria Helicobacter pylori es en gran medida responsable del cáncer de estómago. Por otro lado, en algunos países se encuentra latente la esquistosomiasis parasitaria provocando un aumento en el riesgo de contraer cáncer de vejiga, así como el trematodo del hígado incrementa el riesgo de colangiocarcinoma de las vías biliares.